LA GUERRA CIVIL EN ALMERÍA



del aguila aguilera,juan.fai.
segura robles,francisco.cnt.miembro del comite central de almeria.1936-1937





Las investigaciones realizadas sobre la conjura antirrepublicana de 1936 permiten asegurar que, antes del levantamiento de Marruecos, un grupo de oficiales del Batallón de Ametralladoras destinado en Almería conocía la conspiración o, al menos, simpatizaba con ella. Esos oficiales, algunos relacionados con Falange Española, presionaban sobre el responsable de la unidad, teniente coronel Huerta Topete, que tenía una actitud poco entusiasta y vacilante. Muy próximos a los conspiradores estaban el coronel jefe de la IV Zona y el segundo jefe de la Comandancia de Carabineros. Frente a éstos, también había militares claramente pro-gubernamentales como el teniente coronel Isaac Llopis, primer jefe de la citada Comandancia.
Por otra parte, los partidos políticos que apoyaban el levantamiento tuvieron muy limitada su participación. En primer lugar, porque no formaban un núcleo cohesionado; incluso, entre ellos, había planteamientos excluyentes. En segundo lugar, porque la actuación gubernativa, con detenciones y vigilancias, había creado problemas en los cuadros dirigentes de esos partidos. Finalmente, porque los jefes militares no habían querido aceptar sus ofrecimientos de colaboración antes de que se produjera la insurrección.
Rafael Quirosa-Cheyrouze y Muñoz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada